Un viaje a través de nuestra historia

Empezamos siendo una pequeña empresa que vendía cestas de madera en un remoto pueblo sueco. Hoy somos una empresa de éxito internacional. ¿Cómo lo conseguimos? Aquí tiene un resumen de nuestra historia.

Todo empezó con un chico llamado Ivar

La historia de BRIO empieza con un chico llamado Ivar Bengtsson. Emprendedor por naturaleza, invierte las 77 coronas suecas que tenía ahorradas para comercializar cestas de madera trenzada en Dinamarca. A la temprana edad de 18 años, Ivar consigue sus primeros beneficios y decide reinvertirlos.

1884

Las cestas de madera allanan el camino

En 1884, Ivar y su esposa Sissa Persdotter se mudan a un pueblo cerca de Osby y continúan comercializando cestas de madera trenzada. El negocio prospera en Suecia: las cestas son asequibles y duraderas, y BRIO empieza a centrarse en la calidad del producto.

1907

Nace el primer juguete

Ivar y su familia se mudan a Osby en 1902. La empresa se expande y la gama de productos crece. En 1907, el catálogo de productos contiene un total de 170 referencias. Este es también el año en el que un caballito producido localmente, el caballito Osby, hace su debut como primer juguete de la empresa.

1908

Se funda BRIO

Ivar y Sissa transfieren la empresa a sus tres hijos Viktor, Anton y Emil en 1908, y al año siguiente se funda BRIO, acrónimo de Ivarsson brothers of Osby (hermanos Ivarsson de Osby). A la empresa le va bien y la gama de productos se amplía considerablemente gracias a las mercancías importadas. Los juguetes representan una parte fundamental de la gama de productos y en 1920 la empresa empieza a importar de Alemania carritos para bebés.

1936

Nace el logotipo BRIO

En 1934, BRIO empieza a comercializar sus juguetes con la palabra «BRIO» en ellos, y el primer logo de BRIO aparece en algunos productos seleccionados, como en dos camiones de juguete de madera pintados de rojo. Los distribuidores reciben un cartel de BRIO con el logo BRIO.

1947

BRIO empieza a producir carritos

La escasez de productos durante la guerra es también uno de los motivos por el cual BRIO decide apostar por la fabricación propia de carritos para bebés. En 1947, BRIO cuenta con su propia fábrica de carritos para bebés.

1958

Nacen muchos de nuestros juguetes más conocidos

Este es el año en el que presentamos el circuito ferroviario en miniatura, el perro salchicha y nuestro payaso apilable. ¡No hace falta decir que este fue un año muy significativo en la historia de BRIO!

1957-
1978

BRIO empieza a operar a nivel internacional

Los tres hermanos dirigen BRIO hasta que le pasan el testigo a Lennart, el hijo de Anton. Lennart se convierte en el director general de BRIO desde 1952 hasta 1978 y eleva la empresa a la categoría de internacional.

1984

El BRIO Lekoseum abre sus puertas

Para celebrar la alegría de jugar y la rica historia de nuestra empresa, BRIO inaugura un museo del juguete en el interior de sus antiguos almacenes de Osby. El museo recibe el nombre de BRIO Lekoseum, cuya traducción es ‘museo del juego’. En 2014, Lekoseum se transformó en una fundación. Para más información, visite www.lekoseum.se/in-english (en inglés).

2014

Celebramos 130 años sin hacernos mayores

En 2014, celebramos nuestro 130º aniversario. En lugar de mirar hacia atrás y hablar sobre hitos decisivos, decidimos rendir homenaje a la importancia del juego, ensalzando al niño que tenemos todos en nuestro interior. Nos parece muy importante rendirle homenaje en una época en la que se le da cada vez menos importancia al juego libre, pese a saber que el juego es fundamental para el desarrollo y la creatividad tanto de los niños como de los adultos. ¡Nunca hay que dejar de jugar!

Hoy seguimos trabajando intensamente para crear recuerdos felices de la infancia

Parte de nuestra producción se trasladó al extranjero en 2002. Ahora la sede principal de BRIO se encuentra en la ciudad de Malmö, pero el Lekoseum sigue estando en Osby. En el año 2013, vende su negocio dedicado a las sillas de paseo para bebés, asientos de coche y mobiliario a Britax. En enero de 2015, el grupo Ravensburger adquirió BRIO AB del inversor sueco Proventus. Hoy, como siempre, BRIO trabaja intensamente para desarrollar juguetes nuevos para los niños. Algunos de los clásicos favoritos se han actualizado y muchos más hacen su primera aparición.

Proveedor de la Corte Real de Suecia

BRIO ha sido el proveedor de la Corte Real de Suecia desde la década de 1940. Esta tradición sigue viva: en 2012 la princesa heredera Victoria escogió un carrito BRIO de color azul y diseño especial para su hija, la princesa Estelle.