0-6 meses

En el momento del nacimiento, la visión de un bebé no está plenamente desarrollada, por lo que solo puede ver objetos a 20-30 cm de distancia. Esa es también la razón por la que a los bebés les gustan los colores brillantes y de gran contraste que utilizamos en nuestros productos.

Lo mismo se puede aplicar a los sonidos: puesto que el oído de los bebés es tan sensible, los nuevos sonidos provocarán sonrisas y risitas.

A la edad de aproximadamente tres meses, los bebés empezarán a utilizar las manos para explorar distintos objetos. Meterse las manos en la boca es algo que también les encanta hacer, ya que les permite descubrir nuevos gustos y texturas.